Volar en Ultraligero

Si eres un apasionado Volador, quieres sentir con intensidad la experiencia de tomar los mandos y pilotar por unos segundos bajo la guía de un instructor de vuelo; te aseguro que volar en Ultraligero es lo tuyo.

El Ultraligero, es un “avión” que se sitúa en la categoría de aeronaves ligeras y disponen de un pequeño motor que les permite su elevación. Tiene capacidad para una o dos plazas máximo y el peso con toda su carga más tripulantes, es inferior a 450 Kg.

Una experiencia diferente:

Siempre que miramos el cielo, soñamos permanecer allí arriba como las aves, siendo capaces de pasar por encima de todo, viendo el mundo desde otra perspectiva. Volar en ultraligero es un paseo celestial, causa sensaciones totalmente diferentes a las que sientes al volar en un avión comercial.

Es increíble ese momento de poder dejar tu vida aquí abajo y liberarse, hacer una pequeña vida en un corto tiempo por allí arriba. Antes de comenzar el vuelo, en todas las aeronaves se sigue un control riguroso de seguridad, es un protocolo escrito, que se sigue por fases de preparación, comenzando por toda la parte externa, alas, tren de aterrizaje, ejes. etc, terminando por el motor y todo el montaje eléctrico, en términos generales.( Esta parte se la dejamos mejor a los expertos).

En la cabina, sentados, atados con los cinturones de seguridad y con los auriculares puestos para comunicarse con el piloto, sientes aumentar las revoluciones del motor,la velocidad y el leve movimiento que permite distanciar las ruedas del suelo. Así que en pocos segundos ya estas en el aire. Sientes cada mínimo movimiento, giros, subidas, bajadas, la fuerza del viento ascendente al acercarse a las montañas.

Sobre las nubes, puedes hacer fotografías aéreas espectaculares y como pasajero VIP puedes disfrutar de cada movimiento que ejecuta el piloto y su control en los mandos.

Es impresionante sentir la pasión del piloto, es esa pasión, la que te da una garantía de comodidad y sobretodo de seguridad. Es decir que puedes estar tranqui@, pues así como se realizan todos los protocolos de seguridad necesarios con el avión, también el piloto garantiza un vuelo extraordinario, donde no solo te llevas a casa hermosas emociones y fotografías, sino también, un pequeño aporte de conocimiento que te deja todo un experto en vuelos.

El aterrizaje es bastante tranquilo, aterrizas tan suave como una pluma. El vacío que sentías en un comienzo a causa de los nervios, la ansiedad y el miedo de volar, ahora lo sientes pero por tener que bajar del avión. Al final, te quedan ganas de más, de estar todo el tiempo sobre las nubes, pero seguro que te queda la experiencia de haber volado en un avión que se pilota de forma aparentemente sencilla y que sea capaz de llevarte por los aires y recorrer enormes distancias si así lo deseas.

¡RESERVA TU AEROTICKET AQUÍ!

Deja un comentario